domingo, 5 de agosto de 2007

El amor entra por los ojos.

Sabor sí, pero también color y estética.
Ensalada de pepino.

2 comentarios:

DMind dijo...

Se ve delicioso, pero es tan tan precioso, que no hay una lucha interior entre comer y ver, :s

XD

Florisol Menéndez dijo...

Son necesarios ambos, el amor entra por los ojos y se reafirma en el paladar!